Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Consejos de Salud

Como escoger el colchón ideal para niños

Cuando llega la hora de canviar al bebé de su cuna a la cama, es momento de escoger un colchón para niños.

Las jornadas diarias de los niños son extenuantes. Tanto que, recientemente un estudio ha revelado que si un atleta replicara los mismos patrones y movimientos de los niños, a mediodia no podrían más. Y es que correr, jugar, estudiar y hacer deporte es muy duro. Más si estás en una etapa de constante aprendizaje. Es por eso que, debido a la alta actividad durante el día, las noches deben ser reparadoras para recuperar la energía.

Es por eso que es básico escoger el mejor colchón para niños. Es un elemento clave y hay diversos aspectos a consideras. Para ello, hemos preparado una serie de consejos y recomendaciones para escoger el mejor colchón para tu bebé, que ya no es tan bebé.

¿Cuánto deben dormir los niños?

Empezemos por el principio. ¿Cuánto tiempo deben dormir los niños? Es muy habitual oir a muchos padres comentar que sus hijos duermen poco, que no duermen a la hora de la siesta o que se acuestan más tarde de lo que deberían. La Asociación Española de Pediatría (AEP) dice marca un rango de horas que deben dormir los niños, dependiendo de la edad y de su estado de salud física y emocional.

  • Los recién nacidos, por ejemplo, duermen entre 16 y 18 horas al día.
  • Sobre los 2 años, duermen unas 13 horas diarias.
  • De 3 a 5 años pasan dormidos de 10 a 12 horas al día.
  • De 6 a 10 años, las horas se reducen a 10.
  • Los adolescentes duermen entre 8 y 10 horas.

Su primer colchón

Hasta que el bebé cumple dos años, duerme generalmente en su cuna. Son muchas las horas que pasa descansando en ella, por lo que esta debe garantizarle un entorno seguro y confortable. El colchón de la cuna debe ser firme y cómodo, nunca blando. Un buen colchón con la firmeza adecuada previene problemas como la muerte súbita del lactante.

Además, ha de estar fabricado con materiales transpirables e hipoalergénicos, para evitar que el bebé pueda desarrollar alergias y problemas respiratorios. Un buen tratamiento antiácaros es otro de los requisitos que debe cumplir su primer colchón.

El canvio de la cuna a la cama

El tiempo pasa volando y antes de que te des cuenta el bebé ya no podrá dormir en la cuna. Este momento suele tener lugar cuando el niño está entre los 18 y los 30 meses. Es esencial escoger un buen colchón ya que le servirá hasta los 10 años de edad aproximadamente.

  • Debe tener una firmeza alta y ofrecer un buen nivel de confort. De esta forma la postura de la espalda del niño será la adecuada, y se adaptará a su cuerpo garantizando un correcto desarrollo.
  • También ha de ser muy transpirable, para ofrecer una buena sensación térmica.
  • En cuanto a las medidas, debes elegir un colchón adecuado para la cama en la que vayas a colocarlo. No hace falta que tenga el grosor de los colchones de las camas de adultos (entre 12 y 18 cm es suficiente para los niños).

¿Debo comprar una cama para adultos?

Para nada. Una opción es buscar un modelo extensible que irá aumentando de tamaño en función de las necesidades del niño. Este tipo de camas suelen medir unos 80 x 130 cm. El niño se sentirá menos extraño, más protegido que en una cama grande. En Ikea encontrarás colchones para camas extensibles a los que puedes ir añadiendo módulos adicionales según aumenta la estatura de tu hijo, hasta llegar a una cama de 80 X 200 cm.

¿De qué material debe ser el colchón para niños?

A la hora de escoger el colchón para niños debes tener en cuenta el material con el que está fabricado. Existen tres opciones: colchón de muelles, de espuma viscoelástica o de látex.

Los colchones de muelles han evolucionado considerablemente con el paso del tiempo. Hoy día los mejores modelos de este apartado son de muebles ensacados, lo que quiere decir que cada uno de los muelles va encapsulado de forma independiente, lo que favorece la adaptabilidad del colchón al cuerpo de los niños. Elige un modelo que sea firme, aunque no en exceso, y que lleve un acolchado de calidad (de viscoelástica) que garantice un mayor confort. Una de las mayores ventajas de este tipo de colchones es su gran transpirabilidad.

La espuma viscoelástica puede ser una buena alternativa. Ofrece una superficie de apoyo muy cómoda. Sin embargo, es importante que el colchón tenga también la suficiente firmeza que los niños y adolescentes necesitan, con un núcleo de alta densidad. Como principal inconveniente habría que destacar que no resultan demasiado transpirables, aunque los modelos más innovadores van dotados con tratamientos termorreguladores que solucionan parcialmente el problema.

Consejos adicionales para comprar un colchón para niños

Además de elegir el colchón más adecuado para los peques, no puedes olvidarte de colocar una funda que lo proteja y que evite que se ensucie en poco tiempo. Con los niños es prácticamente imposible que no se produzcan manchas, por lo que es necesario optar por una funda de calidad. Debe ser impermeable y, además, transpirable. Por otro lado, es importante cuidar el colchón de tu hijo igual que lo haces con el tuyo: límpialo a fondo y airéalo cuando lo necesite. También es necesario girarlo y darle la vuelta cada cierto tiempo, aunque es difícil que el colchón se deforme bajo el peso liviano del niño.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba