Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Consejos de SaludSostenibilidad

Las estaciones más cortas afectan a la salud

Durante el último invierno, es muy probable que hayas notado cómo los días soleados y templados superaron a los días fríos y ventosos. El cambio climático es un fenómeno innegable que está afectando diversos aspectos de nuestro planeta a escala global. Las estaciones se están volviendo más difusas, la floración de las plantas se altera, las cosechas se ven afectadas e incluso nuestra forma de comportarnos está cambiando. En este artículo, explicaremos coomo las estaciones más cortas afectan a la salud.

El cambio climático es una realidad que ya ha sido confirmada por varios expertos. En lugares como Cataluña, las temperaturas han aumentado como resultado directo de este fenómeno global. Por ejemplo, según el catedrático en geografía física de la Universitat de Barcelona, Javier Martín Vide, se ha observado un aumento en el número de noches tropicales en Barcelona, en las cuales la temperatura no desciende por debajo de los 20 grados.

Por otro lado, el verano se hace presente más temprano y se prolonga, lo cual hace que los climas propios de la primavera y el otoño ocupen parte del invierno.

Las estaciones más cortas afectan a nuestra salud

Los cambios climáticos tienen repercusiones en nuestra salud y comportamiento. A continuación, presentamos algunas de las variaciones más comunes:

  1. Temperatura y sueño: Está científicamente demostrado que las bajas temperaturas favorecen el sueño, siendo óptimas entre los 16 y 20 grados. De hecho, cuando la temperatura del cuerpo disminuye, nuestro cerebro se prepara para dormir.
  2. Climas extremos y problemas psicológicos: Las áreas que sufren con frecuencia huracanes, inundaciones o nevadas tienen una mayor probabilidad de que su población experimente trastornos mentales. Por lo tanto, con el cambio climático, es probable que un gran porcentaje de la población esté expuesto a problemas de salud derivados de sus efectos.
  3. Relación entre el calor y los problemas de salud: Se ha comprobado que el invierno aumenta las depresiones, mientras que las temperaturas suaves elevan el estado de ánimo. Sin embargo, el calor intenso incrementa el riesgo de deshidratación y golpes de calor, los cuales pueden dañar el cerebro.

En conclusión, el cambio climático transformará nuestra forma de lidiar con las enfermedades, tanto físicas como psicológicas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba