Como mejorar el aislamiento acústico en casa

Cuando abordamos el tema del aislamiento en nuestros hogares, generalmente nos enfocamos en cerrar ventanas y puertas para mantener una temperatura constante y evitar que el frío, el calor o la humedad se filtren. Sin embargo, es igualmente importante considerar el aislamiento para evitar las vibraciones causadas por el ruido externo.

El aislamiento doméstico es crucial para prevenir la propagación de vibraciones no deseadas. A menudo, no somos conscientes del nivel de contaminación acústica al que nos exponemos diariamente, lo cual afecta nuestra salud. Por lo tanto, debemos tomar medidas para reducirlo al máximo.

Qué podemos hacer para mejorar el aislamiento acústico en casa

¿Qué podemos hacer para disminuir el ruido y mantener nuestro hogar aislado de la contaminación acústica? La opción más recomendada es realizar reformas para insonorizar nuestra vivienda. Lograr un aislamiento total puede ser difícil y costoso, por lo que se sugiere un nivel de aislamiento intermedio en el que solo se permita el paso de los decibelios recomendados. Según la legislación europea, este límite es de 65 decibelios, aunque algunas normativas locales reducen la cifra a 35 decibelios durante el día y 30 decibelios durante la noche. Estudios han demostrado que superar estos límites puede afectar negativamente el sistema nervioso y la salud en general.

Salir de la versión móvil